Conductor cometió una falta al cruzar un semáforo, en una de las principales avenidas de la ciudad, e intentó hacer uso de influyentismo para que no procediera su infracción. 

•    El  conductor reconoció ante un juez cívico que, al momento de la infracción, argumentó que era amigo de funcionarios municipales. 

•    Asimismo, el sujeto identificado como Eduardo R, reconoció haber consumido bebidas alcohólicas previo a la conducción del automotor. 

•    Elementos municipales señalaron haber sufrido agresiones físicas y verbales por parte del infractor, así como amenazas de que perderían su empleo. 
 
 
Morelia Mich; a 15 de agosto de 2018.
BOLETÍN. 1395/2018.
 

El Comisionado Municipal para la Seguridad, Bernardo León Olea, reprobó categóricamente las declaraciones falsas y difamatorias de un conductor que fue infraccionado por cometer una falta al cruzar un alto, y que después intentó hacer uso de influyentismo y prepotencia para ser liberado o recibir un trato especial, lo cual es inaceptable en la presente Administración en la Policía de Morelia.

Tras reiterar que en el modelo moderno y actual de la Policía de Morelia no hay cabida para estos intentos de corrupción, León Olea lamentó que un conductor que cometió una falta y trató de librarse de ella mediante influyentismo, posteriormente busque difamar a la corporación municipal, como venganza al no lograr su cometido. 

“Es una pena que, después de haber cometido una falta al reglamento de tránsito, conducir en estado inconveniente y atacar a los elementos municipales, esta persona se dé a la tarea de intentar desprestigiar a la Policía sólo por proteger una situación privilegiada. México y Morelia viven tiempos nuevos, mas democráticos y republicanos y ya no hay cabida para privilegios", expresó. 

Cabe señalar que el mencionado caso hace referencia al conductor identificado como Eduardo R., quien la madrugada del 11 de agosto cruzó una de las principales avenidas de la ciudad cuando ya había terminado la luz verde del semáforo, tras lo cual hizo caso omiso de forma reiterada a los señalamientos de los uniformados municipales de detener su marcha. Cuando hizo el alto, con patente aliento alcohólico, atacó verbal y físicamente a los efectivos y argumentó ser amigo de varios funcionarios municipales. 

El caso fue presentado ante un Juzgado Cívico, donde el conductor reconoció que al momento de la infracción mencionó a diversos funcionarios municipales que, dijo, son sus amigos, así como también mencionó a exfuncionarios públicos. Lo cual refleja que buscaba que mediante influyentismo no procediera oficialmente su falta. 

Durante la sesión, el infractor también reconoció haber consumido bebidas alcohólicas previo a la  conducción de su automotor. Asimismo, se presentó evidencia en video donde se registra que el auto del conductor registra falta. En tanto que un elemento municipal declaró haber sufrido agresiones físicas y verbales del infractor, así como amenazas de que perdería su empleo. El Juzgado Cívico determinó que el infractor sí cometió una falta, y conmutó la multa económica a cambio de una amonestación, mediante una llamada de atención.  

Ante esta situación, el Comisionado Municipal de Seguridad reiteró con toda firmeza que en la Policía de Morelia no hay cabida para ningún intento de chantaje mediante influyentismo ni prepotencia, así como tampoco se permitirán los intentos de difamación de quienes están inconformes con que se haga cumplir la ley sin distingos.